NO QUIERO SER INDIFERENTE

No vivo sola. Vivo con gente. En la calle hay gente. En mi trabajo hay gente. ¿Gente? Personas. Me gusta más. Personas con corazón, con “sus cosas”. Hay muchas personas que me importan y mucho. Daría mi vida por ellas, y la intento dar en mi día a día, con detalles de cariño y servicio. Mi familia.

Tengo muchos amigos. Un tesoro para el alma. Compartir risas y lágrimas. Por ellos doy y daría mi vida.

Ante ellos no soy indiferente. Pero tengo “miedo” de volverme indiferente ante el dolor de la “gente”, de las personas que no conozco. Pero existen. No quiero olvidar las guerras, los que no tienen nada que llevarse a la boca, los que no tienen familias que les quieran, los abusados o maltratados, los enfermos, los que no han tenido vacaciones, los que no llegan a fin de mes….no quiero olvidarme de ellos.

Puedes decir…y ¿qué hacemos?

Quién rece que rece; y además algún detalle: no derrochar comida, no hacer gastos de capricho, sacrificarnos de algo y darlo a Cáritas, colaborar en alguna ONG una vez a la semana o al mes para repartir alimentos o dar de comer o lo que sea, no repudiar al diferente, sonreír al que nos pide aunque no tengamos nada de darle, y llenar el corazón con las personas que sufren para que nunca sea INDIFERENTE. Quizá algún día pueda ser yo quién esté en el otro lado y me gustará que me sonrían y vean que existo, y así me ayuden.

Piénsalo….si quieres, claro. Como cada domingo. Un pensamiento gratis y libre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s