ALEGRES Y CONTENTOS

¿Estar alegres o estar contentos es lo mismo?

No. Pueden coincidir, pero no son lo mismo. Puedo estar contento y ser un infeliz por dentro, y puedo no reír y ser muy feliz.

La alegría está en el corazón y no es un sentimiento, es aceptar (no resignarme) las circunstancias que tengo y luchar por salir de las que se pueda pero con serenidad sin amargura, por eso hablamos de alegría.

Estar contento es hablar desde el plano del sentimiento que es variable. Viento a favor, estoy contento; viento en contra, amargado y quejoso. La verdadera alegría, al ser una decisión, no depende del viento que sopla sino de lo que he decidido en mi corazón. Mirar la meta final.

Hay que dedicar un tiempo para elegir entre lo que cuenta verdaderamente y separar lo necesario de lo que no lo es.

Un buen patrón de barco prepara su viaje y no se desanima en las tormentas que encuentra, sabe que lo importante es mantener el rumbo para llegar a puerto. Estará alegre todo el viaje aunque algunas veces se le vea “más contento que otras”. ¿Se entiende?

Espero que sí porque de esto depende mucho en nuestra vida y en la de los demás. Alegría no cuando todo va como yo quiero, alegría es no perder el rumbo. Sonreír siempre aunque el corazón llore. Que no es ser falso. Lloramos con quién debemos llorar.

Una sonrisa arrastra, una queja tira para atrás. ¿No os pasa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s