NAVIDAD: LUZ Y ESPERANZA.

Todos decimos FELIZ NAVIDAD! Y parece obligatorio que no haya ningún problema, enfermedad o contrariedad. Porque si lo hay ya no es feliz la navidad. Seguro? Quizá es que no sabemos que es la Navidad.
La Navidad es el nacimiento de Jesús Dios hecho hombre y estamos muy contentos por ello, estemos como estemos. Entiendo que quien no tenga este sentido diga que parece “obligatorio”ser feliz en Navidad y “obligatorio” estar en familia. No es obligatorio. Tiene un sentido, y si tú no tienes este sentido y no sabes que celebras, entiendo que celebrar por celebrar quizá es absurdo.

Estamos contentos y alegres porque Jesús nace para darnos luz en la oscuridad y esperanza en nuestra vida. Pase lo que pase el niño Dios estará a nuestro lado. Esto es compatible con situaciones de dolor, de enfermedad, de contrariedad…porque ese nacimiento es lo que da, PRECISAMENTE, sentido a todo.

Para los que no celebráis la Navidad como tal, deciros, que Jesús nace para todos, creas o no, y que penséis en estas fiestas, cuál es su verdadero significado, plenamente ligado a la búsqueda de la felicidad verdadera.

Y para los que creemos, que no se embote nuestro corazón con lo material, que todo (decoraciones, comidas, regalos) sea un medio para llevarnos a la esencia de la Navidad: dejar nacer a Jesús en nuestro corazón.
Sólo así llegaremos
A la felicidad verdadera.

FELIZ NAVIDAD! PORQUE ES DEL CORAZÓN!