EL AHORA MISMO.

Una de las tentaciones de hoy es la de “la prisa” y el “ahora mismo”. Te invito a no prestar atención a quien “difunde alarmismos y alimenta el miedo del otro y del futuro” – porque- el miedo paraliza el corazón y la mente. Nos dejamos seducir por la prisa de querer saberlo todo y ahora mismo, por el cosquilleo de la curiosidad, por la última noticia llamativa o escandalosa, por las historias turbias, por los chillidos del que grita más fuerte y más enfadado. Parece que todo lo que no va deprisa no existe o hay que eliminarlo, todo ahora mismo: la inmediatez como grave tentación para ser feliz.

Se ha perdido el valor de la paciencia, de la espera, de la observación, de la admiración, del silencio, de la naturaleza. Todo deprisa. Te pierdes muchas cosas por correr. Por no detenerte en el camino.

La amistad va despacio, se cuece a fuego lento, se trata de mirar, de escuchar, de sonreír, de compartir. El corazón no sabe de prisas.

El amor no se consigue en un flash, en un mensaje de WhatsApp, se consigue a tiempo de maduración, y de inmediato no tiene nada. Se trata de construir. Y eso lleva su tiempo. Paso a paso. Pieza a pieza! Y si se cae….vuelvo a empezar.

El “ya”, lo quiero ya, nos trae frustración, malhumor y carencias, muchas carencias, porque no se llega a gozar ni de amor ni de amistad verdaderas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s