LO MUNDANO: EL ABSOLUTO DE LO TERRENO.

Mundanidad: frivolidad. El mundano está apegado al mundo. Poco espiritual. PUEDE antes las cosas y los placeres. Le cuesta lo que puede suponer pensar, discernir, decidir, asumir.

El mundano surfea por la vida sin profundizar en nada, simplemente coge lo que le gusta y le puede dar un bienestar.

Una persona feliz DE VERDAD, no es mundana. El feliz no surfea. Es disfrutón pero no “libertino”, porque ha decidido, ha pensado, y sabe sacar lo mejor de cada circunstancia.

El mundano sino frivoliza no está contento. No conoce la amistad de verdad, no sabe de relaciones comprometidas pero las envidia, porque distingue al feliz, porque sabe que él no lo es, aunque lo aparente mundanamente.

La mundanidad se “enfrenta” a la felicidad. La persona feliz tiene una meta a largo plazo y se adapta para conseguirla. Vive en el mundo, quiere las cosas del mundo pero no es mundano. Ve el mundo como un medio, no como un fin. Esa diferencia marca y mucho!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s