VIVIR PLENAMENTE EL PRESENTE.

Vivir el hoy y ahora no por inmadurez o ingenuidad sino por realismo y prudencia.

Cada día tiene su afán.

Preocuparme hoy por un problema o una situación que no se si llegará me está quitando la capacidad del vivir bien el hoy.

Hay que tener cuidado porque esta ffilosofía de vida hay gente que la interpreta mal, como un vivir “a tope” sin pensar en el futuro ni en las consecuencias de lo que hago hoy, sino disfrutar y ya.

No me refiero a esto. Me refiero a un sentido muy profundo de aceptar lo que nos viene paso a paso. Con responsabilidad y haciendo lo que tengamos que hace pero sin angustias o agobios.

Algunos dicen…OCÚPATE pero no te preocupes.

A veces lo queremos controlar todo, saber todo y la vida no es así. Como decimos “El hombre propone y Dios dispone”. Y aceptar esa ” dependencia” nos saca de quicio, no nos gusta nada, nada.

Y es una realidad tan real como que el sol sale cada mañana.

La felicidad se alcanza y se vive en ese agradecer de cada día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s