VALES, LO QUE VALE TU CORAZÓN.

La calidad personal no depende de lo que se posea, sino del ser persona: el SER esconde en su interior una capacidad de felicidad más gratificante que el poseer.

Sin embargo, hay que tener cuidado cuando uno se cree “bueno” y se hace incorregible. Cada vez que alguien le diga la verdad se sentirá ofendido. Cuidado. Es una situación hipócrita porque no hacemos nada por cambiar la situación sino que la toleramos y convivimos con ella teniéndola por buena. Muy sutil si, pero hay que pensar si yo estoy ahí sin darme cuenta.

Depende de lo que tengamos en el corazón haremos lo verdaderamente bueno ( lo noble y que me dignifica) o lo “aparentemente bueno” (lo que creo que agrada y queda bien en mi entorno): no me ennoblece, me hace hipócrita.

El efecto más importante de nuestros actos no es lo que se manifiesta al exterior, sino el que nos configura como personas. La persona se dignifica o se corrompe.

Por eso es importante saber que llevo en el corazón para saber que me mueve a actuar. El bien, el que dirán, las cosas materiales, el placer de la vida….quizá no habíamos pensado en eso.

Y es la clave!

Una vez descubra el por qué, el sentido profundo de mi vida, actuaré con rectitud de corazón.

¿Qué llevo en el corazón? Esa es mi valía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s