LIBERTAD Y AMOR.

La libertad real es una libertad vinculada al amor. Eres libre cuando eres capaz de comprometerte por amor. Cuando la libertad se ejerce mal asfixia al amor. Si se enfrentan, se hunden. Van de la mano. Separadas mueren. Libertad y amor.

El que ama es agradecido, y el agradecimiento es el polo opuesto al resentimiento. El resentido no puede amar, está atado. No es libre.

“Los hombres no amaron a Roma porque fuese grande, fue grande porque la amaron.” Cuando nos sentimos amados, crecemos, y cuando amamos crecen los demás.

Así es el juego del corazón.

El acto más libre del hombre AMAR! No me preocupo de ser feliz sino de que lo sea el otro; y para esto has de estar muy despegado de ti mismo.

El valor trascendente, inherente a la persona, ayuda a valorar ese amor como algo grande que llena el corazón de la manera más profunda.

Porque la libertad es hacer lo que se debe hacer, queriendo hacerlo. Eso me alcanza un bien, me hace mejor persona.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s