LA LIBERTAD DE ACEPTACIÓN.

Como decía María Zambrano “en el presente no podemos comprender qué nos está sucediendo”. La vida humana es parcialmente comprensible, tiene una gran parte impenetrable. Se nos escapa la importancia futura de muchos sucesos del presente. Queremos ver todo nuestro futuro TRASPARENTE y claro, y no es así.

La libertad de aceptación de nuestra limitación humana es ESENCIAL para ser feliz, reconocer nuestra propia esencia: no somos absolutos. No controlamos todo, ni podemos controlarlo.

Están también a nuestro alrededor los actos y decisiones libres de los demás, que hacia el bien o hacia el mal, nos repercuten e influyen directamente.

Sin ir más lejos, por ejemplo, el matrimonio es una conjunción de dos libertades, y la decisión de uno de los cónyuges afecta directamente en la vida del otro. Y puede cambiar la vida del otro.

Aceptar con ALEGRÍA (no de risas) lo que nos va viniendo, CUESTA. Esa aceptación no supone resignación pasiva sino cambio en el GPS, para redireccionar nuestra vida.

Como decíamos al principio hasta el final de la vida no veremos el tapiz que estamos cosiendo. Parecen nudos mal hechos, pero al dar la vuelta, habrá seguramente, una maravillosa obra de arte. Personal e intransferible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s