ENCANTADO DE CONOCERME.

Sociedad narcisista. Primero yo, después lo mío y después otra vez yo. Qué a gusto estoy conmigo y lo mío, o sólo los míos.

La ignorancia: el mayor enemigo de la libertad. Ignoramos que lo más grande del hombre es precisamente su libertad y que sólo se es plenamente libre cuando salimos de la esclavitud del yoyismo. Cuando salimos de nuestro yo.

Apliquemos a nuestra vida lo que sabemos; y sino lo sabemos, busquemos la verdad porque enredados en nosotros mismos es cuando somos más esclavos!

Me da pena ver a gente que se cree muy libre porque hace “lo que quiere”, pero yo los veo atados.

Libre es el que tiene horizontes, esperanzas, y sabe ver más allá de las nubes. El ombligo de uno tiene una perspectiva cortísima y hasta, si me apuras, ridícula.

Yo prefiero que mi vida esté llena de:

  • encantada de haberte conocido,
  • has aportado mucho a mi vida,
  • gracias por haberte cruzado en mi camino,
  • Sin ti no lo hubiese logrado,

Y un sin fin de capacidades de conocer a personas, abrirse, aprender, darse, corregirse, y valorar lo que aporta cada persona que se cruza en tu vida.

Encerrado en ti mismo y tu pequeño mundo puedes vivir “aparentemente feliz”, sin complicaciones, pero con un corazón encogido y pequeñito.

Los que viven del “encantado de conocerme” no pueden pronunciar “encantado de conocerte”. Unos bajan los ojos, otros los elevan.

Las miras cambian. No podrás ver el mar. Sólo verás tus pies.

¿Qué prefieres ver?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s