CUANDO LA VIDA ROMPE NUESTROS PLANES.

Un día hablamos de las «benditas contrariedades» de la vida ordinaria, pero hay otros momentos en que la vida se ROMPE: muertes, enfermedades graves, separaciones, desastres económicos, rupturas familiares….dolor,dolor, dolor. Y te preguntas ¿Por qué? Con un grito agudo.

Imposible ser feliz. Seré ya un desgraciado/a.

Pues fíjate no. Hay luz al final del túnel. Se llega con dolor, pero se llega. Se puede ser feliz con cicatrices, aunque la vida de un giro total y creas que estás viviendo otra vida. Efectivamente es otra vida y en esa «otra realidad» puedes y debes ser feliz, y no sólo por ti, sino por los demás, por los que te rodean y dependen de ti. Te miran; y depende de si sonríes o lloras, harán lo mismo.

A veces hay que «tragar» el dolor. No mejor, digerirlo y aceptarlo de por vida para encajarlo y ser feliz en ese «nuevo mundo».

¿Os acordáis de la película «ORIGEN»?: aceptar ser feliz en cada plano de la vida, en cada dimensión, que se nos presenta como una nueva oportunidad de vivir.

Se que es duro y nada fácil, pero no imposible.

Hay algunos que creemos que nuestro Creador está por encima de todo esto y que todo es para nuestro bien. Si lo creemos pongámoslo en práctica.

Y si no somos capaces quizá no lo creemos.

Y aunque lo creamos duele y necesita su tiempo.

Pero si lector…muchas veces se nos rompen los planes de cuajo….es quizá el momento de mirar al cielo y preguntar PARA QUÉ en lugar de POR QUÉ.

Aunque no lo entendamos sigamos caminando….la luz está al final del túnel. Si no caminas no llegas!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s